El pelícano blanco americano, la imponente ave de Norteamérica


Por: Bryan Villar

Siendo una de las aves más grandes de América del Norte, el pelícano blanco americano (Pelecanus erythrorhynchos) forma parte de la orden de los pelecaniformes, aves que son generalmente de hábitos acuáticos, medianas y grandes, de distribución mundial.



La palabra pelícano proviene del griego ‘pelekys’ que significa 'hacha', en alusión a la semejanza de este utensilio con su singular pico ('erythro': 'rojo' y 'rhynchos': pico o nariz).


Esta especie ha sido muy utilizada en la simbología de leyendas, mitología, arte, heráldica y religiones de numerosas culturas que van desde el antiguo Egipto, pasando por los rosacruces y la francmasonería, hasta el cristianismo de la Edad Media, donde fue utilizado para representar a Jesús.


El pelícano blanco es similar al pelícano pardo en su forma, aunque de mayor tamaño y hábitos distintos: se lo observa muy adentro en tierra firme, se alimenta de manera cooperativa en lagos de poca profundidad y no se zambulle en el agua desde el aire para capturar peces.


La característica más obvia de este pelícano es el plumaje blanco que recubre su cuerpo, con excepción de las plumas primarias de sus alas. Cuando es apenas un polluelo, está recubierto de un suave plumón gris. Tiene largas patas de color naranja y una bolsa del mismo color debajo de su pico robusto. Cada ojo tiene alrededor una mancha amarilla.


https://youtu.be/msNM72-pH_c


Para volar a grandes distancias, se elevan aprovechando las corrientes de aire caliente ascendente o termales. Los pelícanos son elementos muy importantes en el ecosistema de los humedales, porque se alimentan de peces con algún defecto o problema de salud y así controlan las poblaciones.



Los pelícanos hibernan en lugares más cálidos como la Laguna de Chapala y Cajititlán en Jalisco, el Lago de Yuriria en Guanajuato, Lago de Cuitzeo, Cojumatlán de Régules y Petatlán en Michoacán y permanecen en territorio mexicano hasta el inicio de la primavera.


Es un animal tranquilo y silencioso que sólo emite graznidos cuando está en un contexto agresivo o sexual. La soledad no es exactamente disfrutable para esta sociable ave que prefiere vivir en colonias de hasta 1,000 nidos, y anida y se alimenta en grupos; por eso, es un ave gregaria. Por lo general, si no está buscando alimento pasa el tiempo durmiendo o descansando.


Estas singulares aves pueden vivir hasta 26 años, pero los pichones tienen una tasa de mortalidad del 40%. Son animales amenazados por la caza indiscriminada y el deterioro de su hábitat, y son muy vulnerables a intoxicarse con pesticidas en el agua y a enredarse en las redes de pesca.


5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo