5 animales acuáticos en peligro de extinción


Por Bryan Villar

México es un país ubicado en la zona central de América Latina, especialmente conocido por su pasado histórico, su deliciosa comida y sus tradiciones, que han dado al mundo pintorescas imágenes sobre su cultura. Las características del territorio varían, predominando las zonas rocosas, el suelo árido e inclusive las áreas volcánicas, en los cuales habitan gran variedad de animales, muchos de ellos típicos de las tierras mexicanas.


No obstante, esta riqueza se está viendo mermada por distintas causas que ponen en peligro la supervivencia de muchas especies; en el mar conviven numerosas especies acuáticas, bien sean animales o plantas, las cuales conforman un amplio y variado ecosistema. Sin embargo, dicho ecosistema está sufriendo importantes pérdidas, muchas de ellas irreversibles, debido a la acción humana incontrolada.


Hechos tales como la sobrepesca, la acidificación del agua, la gran contaminación que sufren los mares y océanos, y el cambio climático, del cual somos los principales responsables, está teniendo como consecuencia que numerosas especies marinas se encuentren en peligro de extinción.


La lista de los animales marinos que se encuentran seriamente amenazados es muy amplia, aunque vamos a destacar los siguientes:


Ajolote mexicano

De nombre científico Ambystoma mexicanum, se trata de una criatura cuyo curioso aspecto le valió el nombre de monstruo de agua (axolotl) entre la tribu náhuatl. Es posible encontrarlo en los canales del humedal de Xochimilco, pero son cada vez menos los ejemplares que existen en libertad, por lo que la mayoría vive en acuarios a lo largo y ancho del mundo.


Lo más llamativo del ajolote no es sólo su apariencia y la variedad de colores que pueden teñir su cuerpo, sino el hecho de que es capaz de regenerar sus propios tejidos celulares. La contaminación de las aguas y el empleo del cuerpo del animal con fines medicinales parecen tenerle los días contados a este pequeño anfibio.


Vaquita marina

El cochito o vaquita marina, Phocoena sinus, es un cetáceo que solo habita en las aguas mexicanas. Se calcula que existen menos de cien ejemplares de esta especie, cuya principal amenaza es el mercado negro asociado a la pesca de Totoaba (Totoaba macdonaldi), un pez con un alto valor en el mercado asiático. La vaquita marina comúnmente queda atrapada en las redes de pesca dirigidas a este pez y así han ido disminuyendo sus poblaciones.


Recibe su nombre debido a que tanto los ojos como la boca están rodeados de manchas negras. Se trata de una especie tranquila que se comunica con sus familiares a través de ondas de sonido.


Manatí del Caribe o de las Antillas

Se piensa que del Trichechus manatus sobreviven menos de dos mil ejemplares, pues es cazado para consumir su carne desde los tiempos de la colonización de América, después de que los españoles descubrieran que no se trataba de una sirena, como creyeron al principio.


Lo amenazan también la destrucción de su hábitat y la negligencia de los pescadores, pues frecuentemente chocan contra los motores de botes y embarcaciones pequeñas. No solo existe en las aguas alrededor de México, sino que su presencia se extiende hasta Brasil, donde es posible encontrarlo en el río Amazonas.


Tortuga caguama

La caza ilegal de esta especie y la comercialización de sus huevos es lo que ha llevado a la Caretta caretta a un estado poblacional vulnerable. Por si fuera poco, los depredadores naturales también amenazan la existencia de esta especie, pues al romper los cascarones deben correr hasta el mar, y muchas son devoradas antes de esto. No es propia de México, pero innumerables ejemplares llegan a sus costas cada año para el desove, provenientes de las aguas niponas.


Antiguamente, esta tortuga formó parte del imaginario de varias culturas indígenas, pero hoy en día quedan tan sólo unos cincuenta mil ejemplares capaces de reproducirse.


Picote tequila

El picote tequila, también conocido como Zoogoneticus tequila, es una de las especies en peligro de extinción en México. Su estado de conservación es algo más crítico que en otros animales, ya que se estima que tan solo quedan unos 80 ejemplares del picote tequila. Esta especie de pez de agua dulce se creyó extinto en estado salvaje en 1998. No obstante, hubo avistamientos del pez picote tequila unos años después.


Desde 2016, esta especie forma parte del programa de reintroducción de especies a nivel local, ya que solo habita en Jalisco, México.







10 vistas0 comentarios